Galera de agradecidos

Categoría
Dibujos
Acerca de la obra

Todos remando al ritmo de las voces de la publicidad, al ritmo desbocado y sin horarios del empleo actual, al ritmo impulsivo de los hábitos de consumo convertidos en las imperiosas necesidades del aplauso y la comparación constantes,… Todos encadenados pero sobre todo AGRADECIDOS…

Hoy se celebra el hecho de estar ocupados, la calidad laboral es lo de menos.

Sí, claro está que es necesario trabajar por un salario para poder pagar las facturas, pero hay una errónea idea colectiva alrededor de la idea del trabajo, interesadamente impuesta en colectividad mediante la costumbre.

 

La precariedad laboral en el ahorro de costes y personal

La precariedad laboral queda tácitamente acatada por la amplia competencia, y la inercia producida por la extensión y contagio de la precariedad. Un contagio que crea su propio bucle o pescadilla en el mercado.

Así, los perfiles profesionales buscados por las empresas cada vez más extensos también, e inconcebibles, buscan al hombre orquesta con el objetivo de ahorrarse todos los puestos posibles pagando el salario mínimo al menor número de empleados, solicitando en una sola persona perfiles que cubran desde la atención de la clientela, pasando por la administración, hasta la producción y venta de los productos o servicios.

Las ventajas fiscales o las subvenciones para las empresas por la contratación de becarios o de nuevas contrataciones también forma parte de este fenómeno de la injusta realidad laboral vigente. Los derechos de los becarios y la relación del trabajo encomendado a éstos y realizado en proporción a su condición, con la excusa de una primera experiencia profesional, son pisoteados y minguneados a diario.

 


 

 

Extraído de cuaderno moleskine «gris» de abril 2017. Pluma y rotuladores, dibujo directamente realizado sobre papel.

No hay comentarios

Publicar un comentario

error: Contenido protegido