La mordaza

Categoría
Retratos Grises
Acerca de la obra

La Cultura del Endeudamiento

La cultura social y económica del endeudamiento está más que bien cincelada y asumida en nuestra sociedad y los banqueros han sabido bien aprovecharlo, la deuda es la mordaza, cuanto más crece el endeudamiento de la población más crece el silencio… hasta el estallido de su límite, esté donde esté.

El hombre siempre ha tenido aspiraciones y se rodeó de objetos y pertenencias durante toda la Historia. El hecho de la pertenencia no tiene nada de malo como concepto siempre que respete los límites en que puede desquilibrar o socavar la convivencia o la relación con los otros individuos sociales, siempre que quede en una sana ambición. El problema es cuando esta aspiración se desborda y deriva en un deseo compulsivo de tener todo lo que los demás tienen, y entonces surge la envidia, la codicia. Unas aspiraciones desbordadas, propiciadas y potenciadas con insistencia por todos los canales mediáticos y culturales de nuestro Sistema.

Un medio lícito de adquirir lo que otros tienen, es la compra o el intercambio, esto es, el mercadeo. El otro medio, ilícito, es el robo o la coacción o el soborno. En el ámbito legal, civilizado, si no se dispone del dinero para adquirir lo que uno quiere, existen dos vías: el ahorro, hasta reunir el monto necesario, o el préstamo.

Y de prestamistas, avaros, usureros, mercaderes, dispuestos a cobrarse hasta con un kilo de la carne de sus acreedores, el mundo siempre ha estado lleno aunque hoy resultan más numerosos y explícitos, quizá por que lo que también se desbordó sea nuestra óptima percepción del oportunismo que ha sido también interesada e insistentemente promulgada y alimentada por todos los canales educativos y mediáticos de nuestro Sistema.

 

El bucle del endeudamiento

Es de una enorme responsabilidad, para la sociedad en su conjunto, frenar, y no fomentar, esta cultura del endeudamiento y las bien propiciadas facilidades ofrecidas mediante tarjetas de crédito u otros mecanismos ofertados a diestra y siniestra: No importa cuanto ganes yo te presto y sino tienes como pagarme yo también te presto para que me pagues.

El endeudamiento es una nueva adicción que está corroyendo a nuestra sociedad y el cinjunto de esta cultura en su conjunto. Con un solo y mismo billete se pueden pagar, en cadena, cien o mil o mas deudas, para generar, de inmediato, automáticamente, otras tantas deudas.

Y esto lo practican, lastimosa e irresponsablemente, los países, la Reserva Federal, la banca mundial, las corporaciones nacionales y trasnacionales, las instituciones de todo tipo, y las personas individuales. Se llega a exhibir como un símbolo de la modernidad. Esta amenaza de la degradación y degeneración sistemáticas de las economías es tan letal y preocupante como la del propio medio ambiente, siempre la víctima colateral por excelencia que un buen día inevitablemente no la devolverá con firmeza letal.

No hay comentarios

Publicar un comentario

error: Contenido protegido